4 de septiembre de 2009 11:42

TOLEDO-VALLADOLID-SANTANDER-BURDEOS

Ya..después de la visita flash donde la Vale, emprendí nuevamente el camino. La ruta de este post (hecha en tres días de viaje) es ésta.
Un rápido descenso a Toledo para dormir por primera vez en mi carpa...jejeje.



..para después partir la ruta con mi nuevo compañero de viaje y sugestor de rutas: este libro Con esto como lectura de cabecera, me largué...

El libro destaca 21 rutas en toda España. Sus recorridos tienen el mismo inicio y final, por lo que tuve q aplicar una acomodación a mis intenciones de viaje según lo que él proponía en los sectores por los que yo pasaría.
Primer día, mezcla de la ruta de los molinos de toledo (que nunca vi pq no alcancé-...jajaja) con la ruta de Ávila.

Salí contento pq para mi sorpresa, dormí increíblemente bien en la carpa, de eso q uno se despierta con el despertador, no con los dolores de espalda. Tuve la genial ocurrencia de comprar en Toledo una especie de colchón, como las "colchonetas" de yoga para dormir: los mejores 10 euros gastados. jaja. Y lo mejor es q me dio el toque justo de gitano arriba de la moto; me faltaban las gallinas no más, entre carpa, colchón, bolso... Me ve don Juan BMW y le da un ataque, pero la onda no me la quita nadie.

La ruta un agrado: buen pavimento, pocos autos, lindo día y buenas curvas...alucinado. Hasta Pedro Bernardo, bonito, pero nada muy destacable.



Desde Pedro Bernardo, se pone a subir y bajar montañas de manera increíble, y en caminos enanitos por la ladera de la montaña.





Subí y bajé montañas a un promedio no superior a 30-40 km/h. En algunas curvas tenía q poner primera para darla bien y tratar de no "lanzarme al vacío" y con los oídos atentos por si venía alguien para no sorprenderme y terminar barranco abajo. Nuevamente ningún auto, más q nada ciclista entrenando. Unos pueblitos encaramados en los cerros. Pareciera ser q no fui el único q tenía el librito ya q me topé con muchos motoqueros en el camino.

Una vez terminadas las montañas, camino a Ávila, cambió el panorama a planicie y todo bien seco.



Muy lindo, carretera tipo peaje, pero sin pagar (jejej...llevo 9.000 kms en la rojita y no he pagado un mísero peaje...me esmeraré para mantener el récord).

Luego a Segovia para poder tomar una tercera ruta, la "central" de mi libro. Queda claro q mi viaje por España es a ver amigos y a manejar la moto por rutas choras más q ver ciudades, monumentos o cosas así. Es q solo, me da una soberana lata eso. Prefiero gastar el tiempo viendo cosas y realidades más escondidas en los caminos.

(espero les gusten las fotos del camino ya q es una joda ir sacando fotos en moto: q para la moto en un lugar q no te atropellen, desabrochate la chaqueta (pq la cámara está en mi hombro bajo mi chaqueta), saca la cámara, levanta el casco, trata un buen cuadre y dispara (con guantes); guarda todo y sigue el camino (unos 4 minutos por foto).

Santa María Real de la Nieva hasta el camping cerca de Valladolid, en Tordesillas (si, donde España y Portugal se dividieron el nuevo mundo).
Esta ruta la hice como entre tres y 6 de la tarde por lo que la luz estaba muy linda. Muchos campos con girasoles y caminos entre pinos. Me recordó a los caminos hacia el Dollimo y cerca de Putú. Harto viento pero rico.





Y llegué a mi segundo camping, ya con la certeza que duermo en carpa. Me encontré con un sector incluso con pastito..jejej..



Nuevamente bien dormido.

Día siguiente, camino a Santander con una ruta previa recomendada por mi amigo libro. Los primoes 90 kms pura carretera, así q nada q destacar, solo q cada día estoy más ducho para las highways en moto.



Y aquí partió mi segunda travesía en montaña. Aún más bacán q la anterior.
Primero la ladera "húmeda" de la montaña. Mucho árbol, plantas, verde en general. Linda luz pq salí a buena hora de viaje.






Todo iba perfecto. Llegué a la cima y empiezo a bajar la ladera más seca. Y aquí todo se pone "acojonante" como dirían los españoles. Era un paisaje increíble, pero era más q eso. Como el ambiente: un camino enano, el sol pero con un viento helado q hacía ruido como en las pelis. Porque era acojonante? Primero por lo impactante del paisaje. Era una inmensidad y uno estaba solo. Como de nostalgia pero no sé de que. Y por otro lado pq el camino era angostito, con mucho hoyo y un "prcipicio" que daban ganas de no acercarse mucho.







Aquí viene mi frustración de fotógrafo amateur: no hubo caso de sacar una foto q mostrara lo q yo estaba "viendo". Saqué y saqué y ninguna le hacía justicia. Así q hice un video...q tampoco me convence pero ayuda:



Aún con todos mis esfuerzos creativos, creo q sigo sin plasmar la idea, así q psaremos al plagio intelectual para expresarme: aquí está el extracto de una peli q había visto de un grupo de música (sigur rós) q me hizo pensar en lo mismo q este paisaje. En el minuto 1:35 se muestra claramente lo q quería capturar. De hecho puse el cd de este grupo para esta parte de la travesía.



Bueno, ya más repuesto de mi imposibilidad creativa seguí el rumbo pasando por varios poblados muy divertidos. Entremedio me pillé con un colega motero que andaba en mi rojita pero un año más vieji. Yo estaba sacando unas fotos (por lo tanto en todo el proceso que esto significa como conté más arriba) y él tenía ganas de comunicarse así q frenó al lado mío (iba en sentido contrario) y me empezó a conversar de lo q había visto hasta ahí. Yo le conté mi parte e intercambiamos ideas de ruta de los sentidos q veníamos. Toda una tertulia motera. jejeje.

Finalmente llegué a Santander, me d una vuelta sin siquiera bajarme de la moto (insisto, el turismo citadino solo no es lo mío) y enrumbé a mi camping elegido. llegué y la cosa se veía fea: mucha vieja gorda con cara de atrincherada, mucho cabro shico weviando por ahi, no sé, no me gustó. Así q partí a buscar otro cerca.
Llegué a Playa Arenillas, en Castro-Urdiales. El camping se veía bien, monono, precios razonables a pesar de q están en temporada de alta. Me estaciono. Hago check in, vuelvo a la rojita para entrar y pum, drama (como el comercial de escudo): la rojta no hace ni fu ni fa. "WTF!!" (what tha fuck...por si acaso). "Qué chucha!!" Ya una vez pasada la primera impresión, me puse a revisar manuales y cosas. Decía desde bloqueo antirobo hasta bujías en mal estado. Wow, q poco sé de mecánica. Así q decido terciarizar: dónde mierda están los números BMW de asistencia "lo q sea". Los encuentro. Antes, entro la moto empujándola al camping al spot señalado. Por suerte, el dueño del cmping se equivocó cuando me dio las tarifas, y cuando me cobró más, q era lo justo, me dijo q me regalaba internet de su router (si no, había q pagarlo). Menos mal. Métale skype a todos lados: BMW España, BMW Alemania, BMW Francia. Porqué tanto? Porque la compré en Alemania, tiene patente francesa y andaba en España. Después de unos 9 llamados a os diferentes centros, cambiar de idioma para putear, y pensar un poco más encontré la fórmula y me mandaron "ayuda".

Yo me imaginaba q iba a llegar onda "segurito" pero BMW a solucionarme lo q fuera. Llega entonces, a la media hora, una grúa Citroën....yaaaaa. Y se baja Fermín. Quién es Fermín? El mecánico. Pero no solo eso, era tartamudo. Así q más divertido se puso todo, sin mala onda. Llega y me dice, mirando la moto, "y qué le pasa?" jajajaja. "Ni idea, no prende", digo yo. "Ahhh...y dónde stá la batería?"..cuek, menos iba a saber yo, esperaba q él lo supiera. Entendí q no iba a "presenciar" una reparación, sino q iba a "administrarla": Agarré manual, saqué linterna y le empecé a dar instrucciones. Llegamos a la batería, dps de empelotar un poco la rojita. La hicimos partir con su cargador, pero al dejarla con la batería no más, no cargaba. Damn! La cosa es q decidimos llevarla al día siguiente a la BMW a ver q mierda.
Cuento corto, al día siguiente, dps de chequear las BMW de la zona, llamar al q me vendió la moto, a mi seguro y a cuanto jetón se me cruzara, llegamos a Leioa. Al menos era viernes para q me la recepcionaran, pensaba yo. Por suerte, empezó a funcionar todo mejor. En el taller me atendieron altiro, nada de esperas, el problema era la batería, una falla de fábrica de esa marca en esa serie, así q cambio de batería, carga y listo para seguir sin mayor drama (me imaginé millones de fallas de la rojita).
A pesar de todo, no fue tan malo el alto. Me hacía falta darme un día, repasar el viaje, hacer una especie de sumario interno. Ese día justo llovió por lo que viajar en moto hubiese sido muy complicado. El camping era bueno. No sé, una vez apagado el incendio me gustó. Visité Leioa que claramente es del país vasco, y como q vi un poco más pq se sienten diferentes: aunq me mate Fernando, creo q son verdaderamente diferentes. En España todas las localidades tienen una identidad muy fuerte, pero la del país vasco es la q más me llamó la atención por lo marcadamente distinta al resto.




Una vez sobre la rojita crucé un puente famoso al parecer, o más bien ferry, no sé, pero es colgante y es muy choro.




Ya de vuelta en el camping a eso de las 17, hice planning para el día siguiente. No quería emprender la ruta ese mismo día. Así q me salió todo el disciplinado en mí: 630 am corriendo, para salir a las 8 am de aquí. Ya me había propuesto llegar al día siguiente a Burdeos, que serían unos 480 kms, pero en realidad unas 9 horas de ruta pq visitaría la costa vasca antes, q es muy linda.

Sábado 29, todo parte bien. Corrí, la moto sigue prendiendo bien, levantamiento del campamento (no de carpa..jeje) perfecto. Así q ver playas. Eso es la costa vasca, unas playas medias escondidas, buenos caminos (recomendados por mi socio don libro) además estaba lindo el día.










La ruta de lujo en el país vasco, harta curva, muchas vistas al mar. Incluso había una parte q las olas mojaban el camino al reventar, así q había q pasar rápido y esperar q no viniera la ola pq entre q te mojaba y si teniai mala suerte, te botaba.

Una vez pasado San Sebastián, rumbo a la frontera, viene el susto q me parara la policía. Mi permiso de circulación no solo era para Francia únicamente, sino q ya estaba vencido. Jejeje. El definitivo me esperaba en Burdeos, así q esperaba q nadie e pusiera chistoso en la última parte. Si, las fronteras están abiertas, pero siempre hay policía haciendo chequeos aleatorios.

por suerte no pasó nada, ni me epscaron. Entré a Francia y aceleré pq esa parte del camino sería pura carretera.

Llegué tipo 19 a Burdeos a sorprender a la Orné. Jejeje.

Y zan se acabó el road trip España. tengo como mil fotos, y unos 3.000 kms más en la rojita. La ruta fue esta aproximadamente, y los buenos momentos, muchísimos.
Lo pasé increíble. Nada como viajar en moto y de manera espontánea.

Buena semana. Un abrazo

6 Comments On "TOLEDO-VALLADOLID-SANTANDER-BURDEOS"

wasuata Says:
7 de septiembre de 2009, 9:11

Yeje! Se acabó el serial por España! Por cierto, mi viaje a Burdeos se retrasará por culpa de las ruedas... otro culebrón en activo.

Las fotos geniales, sobretodo la foto de la moto que parece estar mas quemada... he contado que es la novena en el post.

Un abrazo!

27 de junio de 2011, 12:53

una hermosa ruta donde lo que mas prima es la naturaleza; el contacto con el aire libre.
Una manera diferente de viajar que me parece cada dia mas interesante; solo me falta tomar animo y decidirme a viajr bajo esta manera tan bonita.

ninest123 Says:
11 de abril de 2018, 22:02
chenlili Says:
27 de mayo de 2018, 21:55
Unknown Says:
11 de junio de 2018, 21:46
Unknown Says:
29 de junio de 2018, 1:39